L√°mparas fluorescentes de bajo consumo: mitos y realidad del ahorro

El contenido del artículo



Una bombilla fundida es siempre una opción: compre un reemplazo con un filamento o dé preferencia a los análogos luminiscentes. El artículo le dirá si las tecnologías actuales de ahorro de energía son tan económicas, si existe una amenaza para la salud o la naturaleza, y muchos otros aspectos del uso de la iluminación publicitada..

Lámparas fluorescentes ahorradoras de energía: mitos y realidad del ahorro.

El progreso tecnol√≥gico no se detiene, pero con cada etapa de su desarrollo, la carga sobre la industria energ√©tica aumenta cada vez m√°s. No necesita ser un experto para ver esto. Al ingresar al apartamento de un ciudadano promedio de la URSS, desde los dispositivos que consumen energ√≠a, se pueden ver varias bombillas, un refrigerador y un televisor. E incluso entonces todo este conjunto no era t√≠pico de todas las familias. Hoy en d√≠a, el hogar de una persona contiene un orden de magnitud m√°s consumidores de energ√≠a: un hervidor el√©ctrico, una computadora, una lavadora, un lavavajillas, hornos microondas y muchas otras cosas comunes. Y la cantidad de televisores por s√≠ sola a menudo no se equipara ni siquiera con la cantidad de residentes, sino con la cantidad de habitaciones, incluidos pasillos, ba√Īos y cocinas..

L√°mparas fluorescentes de bajo consumo: mitos y realidad del ahorro

Actualmente, se toman decisiones a nivel estatal instando a todos a ahorrar recursos energéticos. La medida más simple y asequible de la lista de ahorro de energía es la sustitución de las bombillas convencionales por un filamento y de baja eficiencia por contrapartes económicas. La más popular de ellas es la lámpara fluorescente compacta..

El principio de funcionamiento de dicha l√°mpara se puede encontrar en nuestro otro art√≠culo, y en este material intentaremos revelar sus aspectos impopulares. Por ejemplo, ¬Ņson tan econ√≥micos? A menudo, al elegir esta o aquella bombilla en la l√°mpara, te sientes inseguro: una es vieja y barata, la otra es cara y est√° publicitada, y cu√°l es mejor no es tan f√°cil de entender. Una l√°mpara con un filamento probado a lo largo de los a√Īos tiene una eficiencia no mayor al 50%, una nueva es un orden de magnitud mayor, pero su costo tambi√©n difiere hacia arriba..

Mito n. ¬į 1. Las l√°mparas fluorescentes de bajo consumo nos ahorran dinero

Al llamar para comprar l√°mparas fluorescentes en vallas publicitarias y pantallas de televisi√≥n, muchos vendedores no dicen que los ahorros para el hombre com√ļn ser√°n insignificantes, si es que lo hacen. El consumo de electricidad, seg√ļn afirman los fabricantes, ser√° aproximadamente 5 veces menor que el de una bombilla convencional. Pero en cuanto al costo, es de 10 a 40 veces m√°s alto que el precio de la l√°mpara incandescente habitual..

L√°mparas fluorescentes de bajo consumo: mitos y realidad del ahorro

Usando una calculadora en l√≠nea que calcula los beneficios de usar l√°mparas de bajo consumo, intentemos averiguar cu√°nto puede ahorrar realmente en una de esas bombillas por a√Īo. Para mayor claridad, el costo de ambas bombillas se considerar√° igual a un rublo. Dependiendo del servicio, el programa y las tarifas, el resultado en la calculadora rara vez supera los 100 rublos por a√Īo. Pero si tenemos en cuenta la diferencia en el costo de las l√°mparas, el valor de los fondos ahorrados por el consumidor se acerca r√°pidamente a cero. Sin embargo, la calculadora calcula este par√°metro de manera diferente. Incluso habiendo ingresado el costo de una l√°mpara fluorescente alrededor de 300 rublos, y el anterior: 1 rublo, los ahorros calculados a√ļn superan obstinadamente cero. La raz√≥n de esta ¬ęinexactitud¬Ľ del c√°lculo es simple: se cree que la vida √ļtil de una l√°mpara de bajo consumo es de 8.000 a 12.000 horas, mientras que una l√°mpara convencional es de s√≥lo 1.000 horas. Esto es lo que se est√° corrigiendo en muchos c√°lculos. Es por este razonamiento que llegamos al siguiente mito..

Mito n√ļmero 2. Las l√°mparas fluorescentes duran mucho tiempo

La vida m√≠nima declarada de una l√°mpara de ahorro de energ√≠a suele ser de 8.000 horas. En un apartamento de la ciudad con propietarios que desaparecen constantemente en el trabajo, usando iluminaci√≥n durante 1 hora por la ma√Īana y 1 por la noche, esto es bastante:

  • 1 hora por la ma√Īana + 1 hora por la tarde = 2 horas al d√≠a
  • 2 horas al d√≠a x 30 d√≠as al mes = 60 horas al mes
  • 60 horas x 12 meses = 720 horas al a√Īo

Agregue otras 80 horas para la mayor necesidad de iluminación durante los fines de semana y feriados:

  • 720 + 80 = 800 horas por a√Īo, ajustado
  • 800 x 10 = 8.000 horas …

L√°mparas fluorescentes de bajo consumo: mitos y realidad del ahorro

Por lo tanto, la vida √ļtil de una l√°mpara de este tipo en un apartamento ordinario debe ser de aproximadamente 10 a√Īos y, habi√©ndola comprado una vez, debe recordar este problema, oh, qu√© pronto, pero no tan simple. El encendido / apagado frecuente de las l√°mparas reduce la vida √ļtil al m√≠nimo. En la pr√°ctica, una l√°mpara atornillada en un ba√Īo rara vez sobrevive hasta el final del per√≠odo de garant√≠a de un a√Īo. Por supuesto, hay fabricantes de l√°mparas que han resuelto este problema, pero el costo de sus productos no est√° al alcance de todos..

Considere la segunda opci√≥n, cuando la l√°mpara est√° encendida continuamente. No hay factores que reduzcan su durabilidad, pero 8.000 horas no parece tanto. Aproximadamente 11 meses. Por cierto, trabajando en este modo, la bombilla realmente ahorra no solo energ√≠a, sino tambi√©n los fondos de los ciudadanos. Pero volvamos a la longevidad. ¬ŅCu√°nto tiempo durar√° una l√°mpara de filamento en el mismo modo? Si es de alta calidad, durante mucho tiempo. Quiz√°s incluso m√°s ahorro de energ√≠a, ya que el motivo de la falla de la l√°mpara en m√°s de la mitad de los casos es el encendido frecuente o las ca√≠das de la red..

Debido a la dudosa durabilidad, los rusos emprendedores ya han ideado su propia forma de ahorrar en bombillas de bajo consumo de no muy alta calidad. Cuando se compran en una tienda, estas l√°mparas tienen una garant√≠a del fabricante de un a√Īo. Por lo tanto, si se quema antes, puede reemplazarse por una bombilla nueva. El reemplazo tendr√° su propia garant√≠a de un a√Īo y despu√©s de un tiempo podr√°s hacer lo mismo con √©l. Esto est√° previsto en el art√≠culo 22 (su segunda parte) de la Ley de RF ¬ęSobre la protecci√≥n de los derechos del consumidor¬Ľ. Si de repente la bombilla resulta demasiado ¬ętenaz¬Ľ, existen incluso varias formas populares de ¬ęacabar¬Ľ con esta √ļltima. Se pueden citar como ejemplo los tres l√≠deres de la clasificaci√≥n nacional:

  1. Pr√°cticamente ninguna l√°mpara fluorescente puede soportar el uso junto con un atenuador (atenuador de iluminaci√≥n). Es cierto que se debe advertir sobre un hecho poco com√ļn, pero que a√ļn ocurre: algunas muestras particularmente persistentes desactivan el regulador en s√≠, despu√©s de lo cual contin√ļan funcionando con √©xito durante alg√ļn tiempo..
  2. Utilizar a temperaturas muy bajas o muy altas. Por lo general, basta con atornillar la l√°mpara en el plaf√≥n del alumbrado p√ļblico en invierno y dejar que funcione con normalidad durante un par de d√≠as. Inicialmente, perder√° un porcentaje significativo de luz y luego dejar√° de encenderse por completo..
  3. Encendido / apagado frecuente. Es por esta raz√≥n que el uso de l√°mparas de ahorro de energ√≠a es dif√≠cil en la iluminaci√≥n intermitente de A√Īo Nuevo, la se√Īalizaci√≥n luminosa y con muchos sensores de movimiento que encienden la luz autom√°ticamente..

L√°mparas fluorescentes de bajo consumo: mitos y realidad del ahorro

Cabe se√Īalar que todos los m√©todos anteriores no funcionan al 100%. Pero este no es el principal problema al utilizar este peculiar m√©todo de ahorrar dinero. Los vendedores igualmente emprendedores representan una gran amenaza para los ciudadanos emprendedores. El truco m√°s com√ļn es una tarjeta de garant√≠a vac√≠a, sin la cual es algo dif√≠cil recibir una l√°mpara inoperante. El segundo truco m√°s popular es reducir la garant√≠a de un a√Īo del fabricante a 2 semanas del vendedor. Pero esta no es la √ļltima opci√≥n. Incluso si estuvo atento y conserv√≥ el embalaje, el recibo y la tarjeta de garant√≠a completa, un vendedor emprendedor puede simplemente intimidarlo con una experiencia costosa y un uso indebido inminentes. Digamos de inmediato que todas estas acciones no se llevan bien con la ley. Por ejemplo, si sigue las normas de la Parte 5 del Art√≠culo 18 de la Ley ¬ęSobre la Protecci√≥n de los Derechos del Consumidor¬Ľ, entonces no es en absoluto necesario tener un recibo de caja o cualquier otro documento para devolver o reemplazar un producto defectuoso..

Mito n. ¬į 3. Todas estas l√°mparas contienen vapor de mercurio

Se cree que el principal problema de las l√°mparas fluorescentes es la presencia de mercurio. Envenena el aire si rompe la bombilla, requiere una eliminaci√≥n adicional, etc. Pero seg√ļn la garant√≠a de los fabricantes, no todas las l√°mparas fluorescentes utilizan mercurio, o m√°s bien mercurio l√≠quido. Hay muchas opciones a la venta donde la caja contiene la inscripci√≥n ¬ęsin vapor de mercurio¬Ľ o el icono correspondiente con una gota tachada. Hay verdad en esto, pero solo la mitad.

Si una l√°mpara se rompe en un apartamento cuando est√° apagada (se cae, se tira contra la pared o desde el balc√≥n, se pisa y cosas por el estilo), no tendr√° un efecto perjudicial en el medio ambiente con sus acciones. La raz√≥n de esto es simple: en lugar de mercurio libre, la l√°mpara usa ¬ęamalgama¬Ľ, es decir, una aleaci√≥n de metal que contiene mercurio. En condiciones normales, no permite que este √ļltimo se evapore libremente y tenga un efecto negativo en los humanos..

L√°mparas fluorescentes de bajo consumo: mitos y realidad del ahorro

Pero esto es en condiciones normales, es decir, cuando la luz est√° apagada. En el estado de funcionamiento, los mismos vapores de mercurio lo hacen brillar. Por lo tanto, si se rompe la l√°mpara mientras est√° encendida, el da√Īo a la habitaci√≥n ser√° equivalente y requiere ventilaci√≥n obligatoria a largo plazo..

Existen otros m√©todos de f√°brica para proteger a los consumidores potenciales de la exposici√≥n al vapor de mercurio cuando se rompe una l√°mpara. Uno de ellos es aplicar una capa de silicona al matraz. Incluso con una capa de vidrio rota, el vapor de mercurio en dicho producto ser√° retenido por la silicona. Es cierto que el precio de tal protecci√≥n adicional no est√° en absoluto ajustado para ahorrar su presupuesto. Pero aqu√≠ la elecci√≥n es √ļnicamente para el consumidor: caro, pero relativamente seguro, o barato, pero con especial cuidado..

También se debe tener en cuenta que si una bombilla no contiene un ícono sin mercurio, esto no significa que el fabricante dejará una mención en el empaque de que la contiene. La mayoría de las plantas de fabricación, y no solo las chinas, guardan felizmente silencio al respecto. Sin embargo, además del hecho de que la bombilla está sujeta a una eliminación especializada y no debe simplemente arrojarse al vertedero de basura..

Mito n√ļmero 4. Estas l√°mparas son seguras para los humanos

Esta afirmación no siempre funciona. No es tan fácil encontrar estudios completos sobre este tema, pero las opiniones de algunos médicos que han hablado sobre este tema pueden diferir fundamentalmente. Sin embargo, se pueden distinguir las opciones más pronunciadas..

Las l√°mparas fluorescentes dificultan el trabajo con piezas peque√Īas,por ejemplo, no es tan f√°cil enhebrar una aguja. Los m√©dicos justifican esto por el hecho de que el resplandor del vapor de mercurio es una luz del espectro azul, lo que sugiere una constricci√≥n de la pupila. Como resultado, se requiere iluminaci√≥n adicional para un trabajo m√°s c√≥modo..

L√°mparas fluorescentes de bajo consumo: mitos y realidad del ahorro

Brillar.A pesar de las garantías de muchos fabricantes de que el parpadeo no es típico de las lámparas fluorescentes compactas, este factor no debe descartarse. Muchas contrapartes chinas, o simplemente falsificaciones, pueden no corresponder completamente a tales declaraciones. Para la ausencia de parpadeo en tales lámparas, un condensador debe ser responsable, que en algunas copias puede no ser en absoluto.

Efecto estrobosc√≥pico.Esta notoria caracter√≠stica de las l√°mparas ¬ęparpadeantes¬Ľ impide su uso en las f√°bricas. Para comprender c√≥mo sucede esto, se puede dar un ejemplo ilustrativo. Debido a que la frecuencia del cambio de luz y oscuridad durante el parpadeo, completamente invisible para el ojo, puede coincidir con la frecuencia de funcionamiento de algunos dispositivos, pueden parecer inoperantes, mientras que en realidad estar√°n activados. Como resultado, muchos accidentes en la empresa debido a la percepci√≥n incorrecta de la imagen por parte de los trabajadores.

Radiación ultravioleta.Aunque tal afirmación con respecto a las lámparas de bajo consumo tiene motivos convincentes, no debe considerarse una amenaza real. En la luz del sol de verano, el efecto de la radiación ultravioleta es muchas veces mayor. Es cierto que si hay problemas con la piel, no debe colocar la lámpara en las inmediaciones.

Luz fr√≠a inusual.Seg√ļn algunos m√©dicos, al estar especialmente cerca del d√≠a, puede provocar trastornos del sue√Īo. Es cierto que no hay mucha evidencia para esta afirmaci√≥n..

Intoxicaci√≥n por vapor de mercurio con uso descuidado.Cuando las l√°mparas fluorescentes comenzaron a promoverse a nivel legislativo, casi todos consideraron necesario cuidar el hecho de que era peligroso y bastante da√Īino. Sin embargo, escuchando este tipo de declaraciones, en primer lugar hay que sacar de la venta todos los term√≥metros de mercurio, en los que hay un orden de magnitud m√°s de mercurio como tal. Toda Europa precisamente a partir de esto y comenz√≥ la lucha por la seguridad. Incluso en la vecina Letonia no encontrar√° una sola farmacia donde est√©n a la venta gratis.

Sin embargo, la √ļltima afirmaci√≥n es en realidad un hecho indiscutible y, de todos modos, conviene tener cierta cautela. Por ejemplo, gire y tuerza dichas bombillas sin sujetarlas de vidrio, ya que el riesgo de da√Īarlas es grande. Y tambi√©n tomar medidas adicionales para limpiar la habitaci√≥n cuando el matraz est√© roto. Creo que deber√≠amos detenernos en esto con m√°s detalle..

Entonces, comencemos con lo que el mercurio es tan peligroso para nuestro cuerpo. Seg√ļn el grado de peligro, se pueden distinguir tres grados principales de exposici√≥n: intoxicaci√≥n aguda, intoxicaci√≥n cr√≥nica y mercurialismo (menor). Y si para el primer caso un term√≥metro roto con un par de gramos de mercurio no siempre es suficiente (aunque existen tales casos), lo segundo tambi√©n es posible con una l√°mpara de ahorro de energ√≠a una vez rota sin las medidas adecuadas..

Muchos defensores de la teor√≠a de la seguridad de las l√°mparas fluorescentes argumentan que la cantidad de mercurio que contiene no es suficiente para el envenenamiento, ya que en un term√≥metro ordinario hay 2 g, y aqu√≠ el recuento llega a decenas de miligramos. Seg√ļn los m√©dicos, los vapores de mercurio con una concentraci√≥n de 0,25 mg / m3 quedan retenidos en el cuerpo cuando se inhalan, pero por encima de esta cifra penetran incluso a trav√©s de la piel intacta. La situaci√≥n con las l√°mparas se ve agravada por el hecho de que si se da√Ī√≥ mientras estaba en funcionamiento, entonces no hay tiempo para la evaporaci√≥n del mercurio l√≠quido en el matraz, por lo que se encuentra en un estado gaseoso calentado. Mientras que un term√≥metro roto permite recoger bolas de metal y sacarlas de forma segura del apartamento..

L√°mparas fluorescentes de bajo consumo: mitos y realidad del ahorro

Por supuesto, el contacto con vapores de baja concentración no conducirá a la muerte, pero en general no hay nada agradable. Para el envenenamiento leve por mercurio, lo siguiente es característico:

  • somnolencia;
  • fatiga r√°pida;
  • debilidad y mareos;
  • dolor de cabeza;
  • estado de √°nimo deprimido;
  • leve temblor de los dedos con los brazos extendidos (temblor de mercurio) y mucho m√°s.

Con el contacto prolongado con vapor de mercurio, incluso las variantes m√°s simples de intoxicaci√≥n se vuelven cr√≥nicas. Lo m√°s peligroso en esta situaci√≥n es que los s√≠ntomas no aparecen despu√©s de un par de minutos. Incluso en caso de intoxicaci√≥n aguda, deben llegar al menos varias horas. Y si se trata de una opci√≥n f√°cil, pueden pasar varios meses o a√Īos antes de que aparezca el primer s√≠ntoma..

Si la lámpara se rompió incorrectamente en la casa, se debe hacer lo siguiente:

  • sacar a las personas, especialmente a los ni√Īos, de la habitaci√≥n, ya que su cuerpo reacciona de forma especialmente r√°pida y brusca al contacto con el vapor de mercurio;
  • ventile la habitaci√≥n durante varias horas (el tiempo m√°ximo posible) para reducir el nivel de concentraci√≥n de vapor;
  • elimine los fragmentos y el polvo disperso (simplifica enormemente la limpieza de peque√Īos fragmentos con cinta adhesiva);
  • si la superficie no es tan f√°cil de limpiar (por ejemplo, una alfombra), se recomienda tratar este lugar con una soluci√≥n especializada, puede experimentar y aplicar una soluci√≥n de ¬ępermanganato de potasio¬Ľ para esto (apta solo para cosas muy oscuras, donde las manchas simplemente no ser√°n visibles) o limpiar con un producto que contenga composici√≥n del cloro (para los que se oponen a los m√©todos hechos por ellos mismos: hay medios especiales a la venta para neutralizar el mercurio).

Mito n√ļmero 5. Ecolog√≠a y ahorro energ√©tico juntos

Los defensores de las lámparas de bajo consumo insisten en mejorar la situación medioambiental reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero. Pero tal desarrollo de eventos es más como una utopía, ya que por cada bombilla de bajo consumo en el apartamento hay un panel de plasma adicional en el piso de la pared, que anulará todos los deseos de ahorrar..

Tambi√©n puede considerar la situaci√≥n con la aparici√≥n de contaminaci√≥n por mercurio en los vertederos. Los mismos defensores de las l√°mparas fluorescentes al un√≠sono dicen que hay muchas f√°bricas para el procesamiento de desechos que contienen mercurio. S√≠, de hecho lo es. De hecho, antes del advenimiento de las l√°mparas compactas de bajo consumo, el mercurio se usaba ampliamente en dispositivos de alumbrado p√ļblico, l√°mparas fluorescentes, tan caracter√≠sticos de los hospitales y otras instituciones. Fueron procesados ‚Äč‚Äčcon √©xito y Rusia no alcanz√≥ la contaminaci√≥n global.

L√°mparas fluorescentes de bajo consumo: mitos y realidad del ahorro

Pero todav√≠a existe un problema con los puntos de recepci√≥n de dichos residuos de la poblaci√≥n y su disposici√≥n. En primer lugar, no hay muchos puntos de este tipo y, a veces, incluso los guardianes m√°s empedernidos de la ecolog√≠a no pueden ir en busca de una bombilla al otro extremo de la ciudad para trasladarla para su eliminaci√≥n. En segundo lugar, existe una simple falta de deseo entre la mayor√≠a de realizar acciones innecesarias: la forma m√°s f√°cil es tirarlo junto con la basura com√ļn. El mismo problema con las pilas usadas. A pesar de que puede entregarlos en casi cualquier ferreter√≠a, un n√ļmero cada vez mayor de estos art√≠culos se env√≠a de forma segura a los vertederos..

Finalmente

Seg√ļn la ley ¬ęSobre ahorro energ√©tico y aumento de la eficiencia energ√©tica …¬Ľ muy pronto (estaba previsto a partir del 1 de enero de 2014), no solo las l√°mparas potentes con filamento, sino tambi√©n sus hom√≥logas de bajo consumo empezar√°n a desaparecer de los estantes. Esta ley tiene como objetivo hacer una transici√≥n gradual hacia la conservaci√≥n de energ√≠a en los hogares a imagen europea. Hay muchas razones para esto en los sitios de los partidarios de tal transici√≥n. En contraste con la propagaci√≥n del mercurio de los vertederos, incluso pusieron una reducci√≥n en emisiones similares con una disminuci√≥n en la producci√≥n de energ√≠a de las centrales el√©ctricas de carb√≥n. Adem√°s, esta disminuci√≥n no solo se calcula, sino que, seg√ļn algunos datos, superar√° en un orden de magnitud la propagaci√≥n del mercurio no utilizado de las l√°mparas. Esta declaraci√≥n no refleja la situaci√≥n real. Por cada kilovatio de electricidad ahorrado por una l√°mpara de ahorro de energ√≠a, hay un consumidor comercial y la carga real en la fuente no disminuir√°.

L√°mparas fluorescentes de bajo consumo: mitos y realidad del ahorro

Mirando el problema desde el otro lado y evaluando los costos de energ√≠a atribuibles al sector industrial, uno puede identificar f√°cilmente que al reequipar o modernizar las empresas, se puede ahorrar mucha m√°s energ√≠a. Al instalar un variador de frecuencia en todas las bombas de las redes de servicios p√ļblicos de la ciudad, puede ahorrar hasta un 80% de la energ√≠a que consumen. Sin embargo, en nuestro pa√≠s, tales medidas no son muy populares..

Sin embargo, existe una salida a la situación con el ahorro energético doméstico. En Europa, las fuentes de luz LED se utilizan cada vez más para estos fines. No requieren costes de eliminación y el consumo energético real es realmente bajo. También hay esperanza de un futuro mejor. El desarrollo de las nanotecnologías ofrece ya un sustituto seguro de las lámparas fluorescentes, que no requiere reciclar ni abandonar la luz habitual por la noche. Solo queda esperar hasta que se lleve la novedad a la posibilidad de producción industrial y su costo sea aceptable..

Califique el artículo
( A√ļn no hay calificaciones )
A√Īadir comentarios

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: