Los diez palacios más increíbles del mundo: el mágico atractivo de creaciones extraordinarias

Los palacios son las grandes residencias de la realeza y la aristocracia.
Su principal objetivo es exhibir poder y grandeza. Los ricos y poderosos tienen el poder y los medios para perpetuar su individualidad en la arquitectura. El mundo actual está simplemente salpicado de espectaculares grandes palacios.

La Ciudad del Foro representa una lista de los diez palacios más magníficos jamás construidos en la tierra.

10. Un palacio incomparable

Enrique VIII, un hombre con afán de poder, no podía soportar la idea de ser menos poderoso que sus rivales continentales. Los palacios que heredó estaban relacionados con los negocios turbios de sus predecesores, por lo que decidió construir uno acorde con su estatus real.
Esta residencia fue diseñada para convertirse en un diamante en la corona de la arquitectura renacentista. Ningún otro edificio del mundo se le parecía. Por eso Enrique decidió llamar a su palacio NonSuch (Incomparable).
El coste fue absolutamente asombroso y los resultados superaron las expectativas del monarca. Fue el castillo más grande de Gran Bretaña de 1538 a 1682. Hoy no queda casi nada de él, salvo fragmentos que se utilizaron para construir otros edificios.

Palacio NonSuch

8. Palacio de la Alhambra

La Alhambra (Al Hamra significa "El Castillo Rojo" en árabe), situada en Granada, es una de las estructuras arquitectónicas más bellas y magníficas de España.

Lo más probable es que este nombre haga referencia al color de los ladrillos utilizados para construir los muros del castillo. Esta antigua mezquita y fortaleza, construida por los gobernantes moros para defenderse de los invasores musulmanes en el siglo XIV, fue la sede del gobierno de varios sultanes granadinos. Era un edificio típico de estilo morisco, con una elaborada ornamentación.

Una característica notable del castillo es el uso de parques interiores, jardines y fuentes que crean una sensación de ligereza en todo el complejo, una innovación totalmente desconocida en la arquitectura europea de la época. Pero lo que más impresiona a los visitantes modernos es el hábil refinamiento de los detalles más intrincados. El techo abovedado de la Sala de Abencerrages, por ejemplo, está decorado con más de cinco mil tallas.

Más tarde, cuando los cristianos reconquistaron España, el castillo fue utilizado por la familia real española tras sufrir varias modificaciones.

Palacio de Invierno

6. Palacio de Blenheim

Se trata de uno de los palacios más grandes de Gran Bretaña, que en realidad nunca fue una casa real. Construido entre 1705 y 1724, fue la residencia ancestral de los duques de Marlborough. El mayor complejo de palacios y parques de Inglaterra, en el suburbio de Woodstock, en Oxfordshire.

Fue un regalo al primer duque que se distinguió en la Guerra de Sucesión española. Es una de las fincas privadas más grandes de Gran Bretaña y fue el hogar de Winston Churchill, descendiente del Duque, que nació entre sus muros en 1874.

En la actualidad, el heredero de Marlborough y su familia ocupan toda el ala este de esta magnífica finca.

En la actualidad, los turistas pueden visitar los monumentos del palacio. Además, el Duque, que ahora vive allí, suele pasear por la zona y hablar con los visitantes.

Palacio de Potala

4. Palacio Imperial de Tokio.

El complejo palaciego de Tokio fue la residencia privada de los emperadores japoneses tras su traslado a la capital desde Kioto. Aunque quizás sea el palacio menos impresionante visualmente de la lista, ya que sólo tiene dos plantas. A pesar de ello, es el monumento más importante de la capital japonesa. Su valor es varias veces superior al de todo el estado de California, en Estados Unidos. La superficie del castillo, incluidos los jardines, es de 7,41 kilómetros cuadrados. kilómetros.

Antigua sede de los shogunes durante el periodo Edo. Por eso solía llamarse Castillo de Edo. Está rodeada de antiguos parques, altas murallas y zanjas llenas de agua. Todo ello pretendía proteger el castillo del Emperador, considerado un virrey de Dios en la tierra, del ajetreo de una metrópolis moderna y densamente poblada.

Lo que también es interesante es que el conjunto se construyó en varios estilos. Algunos de sus edificios tienen un estilo arquitectónico europeo, pero otros son puramente japoneses.

Palacio de Schönbrunn (Schönbrunn) en Austria

2. Ciudad Prohibida.

Durante 500 años, estos edificios han pertenecido a emperadores chinos. Situado en el centro de Pekín, es el mayor conjunto palaciego que se conserva en el mundo, más del doble que el Vaticano. Su superficie total es de 720.000 km². kilómetros. El complejo está construido en estilo chino tradicional y, según la leyenda, contiene unas 9.999 habitaciones.

La vida en la Ciudad Prohibida estaba muy reglamentada durante la época de los emperadores: por ejemplo, las personas de distintos estratos tenían que comer en cuencos de colores diferentes. Los cálices dorados (amarillos) se reservaban para el emperador y la emperatriz.

Tras la abdicación del último emperador en 1912, permaneció dentro de los límites de la ciudad hasta 1924. El magnífico Antiguo Palacio de Verano fue supuestamente una de las maravillas del mundo, destruido por los europeos durante la Segunda Guerra del Opio como castigo por torturar a los negociadores británicos.

Versalles
Califique el artículo
( Aún no hay calificaciones )
Huan Potesse

Hola, soy Huan Potesse, un apasionado de la reparación y la construcción de casas. Desde muy joven, tuve una gran fascinación por cómo se construyen los hogares y cómo cada pieza encaja perfectamente para crear un lugar seguro y acogedor para vivir. Detallado

Comments: 1
  1. Adrià

    ¿Cuál de estos diez palacios te parece el más impresionante y por qué? ¿Te gustaría visitar alguno de ellos?

    Responder
Añadir comentarios

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: